Kesla

Al principio existían - la piedra y Antti

En realidad empezó con Fordson Major. Durante la época en que se usaban caballos, la maldición perpetua en los campos de Finlandia Oriental eran las piedras, que eran maldecidas y odiadas. Pero cuando el pequeño granjero Antti Kärkkäinen de la costa de Salme compró su primer Fordson Major en 1954, empezó a pensar cómo se podrían quitar más fácilmente de los campos. Ahora, claro está, tenía potencia motora con la que luchar contra ellas. Antti era un tipo listo y desarrolló su propia máquina para quitar piedras, puesto que no existían ya fabricadas. Después de todo, hablamos de los primeros años de la mecanización de la agricultura finlandesa. Así se originaron el dispositivo Kivi-Antti para izado de piedras y el gancho Isokita de agarre.

Debido a sus inventos, Antti Kärkkäinen recibió un nuevo apodo "Kivi-Antti (Antti-Piedra)". Los vecinos vieron enseguida lo bien que funcionaban los inventos de Antti y evidentemente las querían también para ellos. Fabricaron varios en el taller de un poblado próximo, pero parecía haber demanda para muchos más.


De una idea hasta la compañía - Rantasalmi Raivausväline (Equipo de Despeje)

Así, Antti Kärkkäinen decidió dedicar la nave de su granja a un nuevo uso y, el 19 de agosto de 1960 montó la fabricación de herramientas para eliminación de piedras y la compañía centrada en el marketing de “Rantasalmen Raivausväline". Nació así la compañía como resultado de la innovación del producto.

Por ello, los productos de fabricación casera y el desarrollo de productos han sido, desde el comienzo de la compañía, la piedra angular del negocio de Kesla.

Además, el producto siguiente de Antti tenía que ver con las piedras. La horquilla de despeje, conocida más tarde como forma Patu, creó una sólida reputación para los productos Kesla que perdura todavía hoy. Al final de los sesenta empezó la fabricación de un rastrillo de arrastre y el primer producto de la compañía relacionado con el bosque, un remolque forestal.

Tras la muerte de Antti Kärkkäinen en 1969, su primogénito, Raimo, se convirtió en Director General. Dejó en manos de su hermano menor  Seppo las responsabilidades de desarrollo de la misión del negocio en 1971. Se necesitaba también más espacio, así que esperaba una mudanza, primero a Joroinen durante un breve tiempo y de allí a una nueva sala industrial en Kesälahti en 1974. Las primeras entregas de exportación, horquillas para Noruega, tuvieron lugar en 1972.

Desde Rantasalmen Raivausväline a Kesla

Al mudarse a Kesälahti, se cambión el nombre de la compañía a Kesla Oy según la nueva ubicación . Las nuevas instalaciones en Kesälahti eran bastante más amplias que las anteriores y fáciles de ampliar siguiendo la expansión del negocio. Se desarrollaron nuevos productos, relacionados principalmente con la mecanización agrícola. En 1976, Esko Paajanen fue nombrado Director Ejecutivo de Kesla. El desarrollo de Kesla recibió un verdadero empujón cuando comenzó una colaboración estrecha con Keskusosuusliike Hankkija en 1977. Los volúmenes de fabricación aumentaron considerablemente. La estrecha relación de Kesla con Hankkija y posteriormente con su sucesora Hankkija Maatalous se prolongó durante más de tres décadas.

Finlandia es conocida en todo el mundo por sus verdes bosques esmeralda. Los bosques han suministrado a los finlandeses un modo de vida durante generaciones. Eso es también reforzado por un eslogan de Kesla premiado: "El bosque es el árbol del pan de muchos". En 1979, la dirección de Kesla tomó la importante decisión de hacer la transición de la llanura al bosque, de la maquinaria de campo a la maquinaria maderera. La compañía comenzó los 80s con un fuerte crecimiento y la cifra de negocios fue de cerca de 80 millones marcos fineses (Más de 13 Millones €) al final de la década. La maquinaria forestal convirtió a Kesla en una verdadera compañía exportadora. Las instalaciones de Kesälahti se ampliaron junto con el crecimiento en volumen, también en los 80s, casi cada año.Kesla se expandió a nuevas ubicaciones en 1984 al comprar el taller de maquinaria  Ilomantsi Kartekki Ky y fusionándolo en su operación. En 1988, las operaciones de Kesla se ampliaron a Joensuu, cuando Kesla adquirió el taller de Karjalan Rautarakenne (Estructuras de Hierro de Carelia) a S.A. Tervo y la mayoría de las acciones de Foresteri Oy. Mediante esa adquisición, la cartera de productos de Kesla creció de manera significativa, cuando se incluyeron grandes grúas automotrices para madera e industriales en la cartera de productos de Kesla. Más tarde Kesla fusionó Foresteri Oy en sus operaciones.

 

De camino hacia la bolsa

En 2000 Kesla amplió su experiencia en el campo del bosque a la faceta de bio-energía, comprando los derechos de productos para fabricar astillas a un fabricante  alemán. Alrededor de las patentes de los equipos para astillas, Kesla se aprovechó de su experiencia en la construcción de estructuras metálicas, tal como el armazón del remolque,  la grúa y la hidráulica y automatización, desarrollando su categoría de tamaño hasta uno de los paquetes de fabricación de astillas más competitivos y mejor acabados del mercado.

De las compañías de un individuo a un grupo de accionistas

A principios de diciembre de 2005, Kesla Oyj se convirtió en un grupo cuando la compañía incorporó las funciones de la fábrica de Ilomantsi en una subsidiaria independiente, Kesla Components Oy, 100% propiedad de Kesla Oyj. Con esa incorporación se creó una fuerte base, Kesla Components Oy, para desarrollar independientemente su propia experiencia de negocios y base de clientes, al mismo tiempo que reforzaba el objetivo de crecimiento  del Grupo Kesla.

En agosto de 2006, Kesla fundó la primera subsidiaria extranjera - OOO Kesla en San Petesburgo, Rusia. Pero la subsidiaria se encontró rápidamente con dificultades cuando la crisis financiera global golpeó a Europa y a Rusia en el otoño de 2008, como resultado de los cual se cerraron las operaciones de la subsidiaria.

Kesla introdujo por primera vez su revisada identidad corporativa y de productos en la Feria de Maquinaria FinMETKO 2006 en Jämsänkoski. Las ramas fuertes PATU y FORESTERI y sus colores correspondientes se integraron en la marca KESLA y en el colorido negro-y-gris del producto. La estandarización de los nombres de la corporación y marca, así como los colores, convirtieron a Kesla en una entidad de marketing coherente, mejorando la visibilidad de la compañía para los clientes y para los demás accionistas en su globalidad.

En otoño de 2006, Kesla vendió sus actividades de negocio de plataformas a una compañía fuera del Grupo. Tras la venta, Kesla se ha centrado y se sigue centrando en un área de negocio, el conocimiento tecnológico del bosque y su posterior desarrollo en los mercados doméstico e internacional.

En mayo de 2007, Kesla compró el capital en acciones de MFG Components Oy en Tohmajärvi. MFG Components Oy es una de las primeras compañías de Finlandia especializada en el diseño, marketing y fabricación de productos y soluciones para transmisión de potencia. Con la adquisición de MFG Components Oy, Kesla confirmó el papel de su subsidiaria Kesla Components Oy como el proveedor de sistemas para la industria. La combinación de la experiencia de las compañías con su capacidad se beneficiaba de la creciente base de clientes de ambas compañías. En otoño de 2008, Kesla Components Oy se fusionó con MFG Components Oy.

En febrero de 2012, Kesla inscribió Kesla GmbH en el Registro Comercial Alemán. La subsidiaria, perteneciente al 100% a Kesla, comenzó sus operaciones el 01.03.2012 en Sinzheim, en el sur de Alemania. Kesla GmbH es la mayor inversión de marketing aislada en al reciente Historia de Kesla en su internacionalización hacia amplio mercado de Centro Europa en el sector de bosques y reciclado. La subsidiaria es responsable de las ventas y marketing del grupo de los productos forestales de Kesla ante los distribuidores y socios industriales alemanes. La subsidiaria es también responsable del soporte post-venta relacionado con el producto. Recientemente, en el año 2015, y tras una serie de negociaciones con diferentes empresas Latino Americanas, Kesla ha firmado un convenio con la empresa brasilera Argos para formar Argos-Kesla, nueva compañia encargada de fabricar productos 100% en Brasil siguiendo los diseños y patrones de calidad finlandesa.

 

 

¿Cómo consigue un pequeño negocio convertirse en una gran empresa?

En 2016, Kesla firmó un acuerdo de cooperación con Valtra (grupo AGCO) y Techmat (grupo Dalby), con el objetivo de desarrollar aperos de tractor compatibles con la maquinaria Valtra y proporcionar soluciones de grúas de reciclaje.

Los difíciles años de mediados de 2010 convencieron a Kesla de la necesidad de un cambio. En el verano de 2016, la empresa optimizó sus operaciones integrando componentes de producto final de la fábrica de Ilomantsi en la empresa matriz. En el sector de la maquinaria forestal, se apostó por la centralización de los recursos, poniendo fin al sector del sistema de taller de maquinaria y vendiendo la actividad de fabricación de MFG Components Oy a Kotka Power Tech Oy en septiembre de 2017. MFG Components Oy continúo su actividad como parte del Grupo pero esta vez en calidad de importador de productos de transmisión de potencia.

Para llevar a una empresa con 40 millones de euros de facturación al siguiente nivel, se necesitaba una visión inspiradora, incluyendo un sistema de gestión más transparente y sistemático, una mayor comprensión de las necesidades del cliente e innovaciones en los productos que añadieran valor al consumidor. La reestructuración del grupo se extendió también al sector de la maquinaria forestal. La gestión de recambios de la filial alemana Kesla GmbH se centró en Finlandia y se redujo la estructura de costes de la empresa. La estructura organizativa de la empresa matriz del Grupo Kesla fue sometida a una profunda remodelación, tras la cual la facturación mayoritaria del sector de la maquinaria forestal quedaría conformado por tres sectores: grúas industriales y grúas sobre camión, equipamiento de tala y equipamiento de tractor, que fueron redefinidos como sectores empresariales orientados a la obtención de beneficios. Cada uno de ellos poseía su propia administración y sus miembros especializados en las distintas actividades empresariales. Toda la actividad comercial del sector se complementa con el trabajo que sigue a la comercialización y otras operaciones comunes de la empresa.

#yourlifetimematch – desde 1960

Durante 60 años, Kesla ha crecido para convertirse en un socio industrial internacional, competente y acreditado, con tres fábricas en Finlandia, una empresa comercializadora en el extranjero y ventas en más de 44 países, donde las exportaciones representan casi el 70 % de la actividad de la empresa. Kesla da empleo a alrededor de 250 personas. A pesar de ser una empresa internacional y cotizada en bolsa, Kesla continúa siendo una empresa familiar con sistemas de toma de decisiones flexibles y operaciones centradas en las personas. Las acciones de clase A de Kesla cotizan en la Bolsa de Helsinki (Nasdaq Helsinki Oy), a través de las cuales Kesla cuenta con casi 1 700 accionistas.